El repaso de las cicatrices con láser se lleva a cabo para mejorar el aspecto de cicatrices causadas por lesiones o cirugías previas. Aunque muchas cicatrices se desvanecen con el tiempo y terminan por apenas notarse, muchos pacientes sufren trastornos del proceso de sanación que hace que las cicatrices se vuelvan rojas, levantadas, hundidas o deformes en general.

Y muchos pacientes se sienten descontentos o abochornados de esas cicatrices, sobre todo si se encuentran en áreas prominentes. Los tratamientos de láser eliminan suavemente las capas de piel dañadas para revelar la piel nueva que hay debajo, estimulando al mismo tiempo la producción de colágeno para promover un mejoramiento gradual. * La precisión de la tecnología de los tratamientos de láser asegura que sólo se traten los tejidos dañados, dejando los tejidos sanos circundantes intactos. El Dr. Busso utiliza la tecnología de láser más avanzada que existe para asegurar un tratamiento de las cicatrices seguro y efectivo, incluso en las áreas más prominentes y delicadas.