El estiramiento de la piel con láser es un procedimiento seguro que disminuye la apariencia de las arrugas y otras señales de la edad, estirando y levantando la piel para lograr un aspecto más lleno y juvenil. * El tratamiento se puede aplicar a todas las áreas de la cara y del cuerpo y se utiliza más comúnmente en las mejillas y el cuello.

Muchos pacientes escogen el estiramiento de la piel con láser por sus efectos adelgazantes y reafirmantes, logrados por medios mucho menos invasivos que los estiramiento quirúrgicos de cara y cuello. Algunos que desean estirarse el cuerpo  lo prefieren sobre otros procedimientos más invasivos como la liposucción y la abdominoplastia porque el tratamiento con láser logra resultados notables con mucho menos dolor y tiempo de recuperación.